erotismo

las violaciones eróticas o consentidas

Existe una perversión o, más bien, muchas perversiones sexuales que nos conducen a sentir cierto placer y excitación, cuando una chica o una madurita son tomadas por iPornoVideosX, sin su consentimiento, por uno o más varones sedientos de placer. En la industria del cine xxx estas escenas son de lo más comunes, precisamente, porque se sabe que son muy pretendidas una gran muestra de esto es PornHub.com.

La indefensión de la “víctima” siempre nos genera una sensación extraña de dominación sexual

Violaciones pornoNo estamos haciendo alusión a las agresiones sexuales reales, ni más faltaba, que siempre serán reprochables y, más
aún, si se trata de menores de edad. Pero, cuando se trata de videos porno o, bien, de películas xxx, el asunto se torna bastante erótico, en vista de que la dominación sexual, de un lado, y la indefensión de la “victima”, de otra parte, nos despierta ese morbo que todos llevamos por dentro, tanto hombres como mujeres.

En la industria del cine xxx las violaciones son bastante provocativas teniendo en cuenta, además, que muchas veces son “violaciones consentidas” al mejor estilo de los “juegos sexuales” (que son diferentes de los juguetes) que tanto nos erotizan a todos.

A muchas mujeres, en la vida real, incluso, les encanta sentirse dominadas, al tiempo que a los varones les gusta, en extremo, dominar porque es su esencia sexual, de lo que podemos disfrutar en la industria del cine porno.

La maravillosa sensación de ansiedad por la llegada de la faena sexual, en la industria del cine xxx

Ahora, la expectativa y esa exquisita sensación de suspenso, tan propias de la industria del cine, en general, hacenporno xxx que la faena sexual “violenta” sea esperada con gran ansiedad. Es delicioso ver en estas películas, cómo una chica o una madurita oponen una férrea resistencia al principio para, luego, entregarse al placer de lleno.

Algunos estarán pensando, y con toda razón, que quienes pensamos y sentimos de tal forma, somos unos verdaderos pervertidos y enfermos sexuales. Sin embargo, es preciso pensar, antes de señalarnos de esa manera, que las escenas de sexo sin consentimiento de la supuesta “víctima”, son la manifestación artística (recordemos que el cine es el “séptimo arte”) de un profundo deseo sexual que está presente en la esencia de hombres y de mujeres también.

Ahora, en la industria del cine porno también es posible disfrutar de muchas escenas en las que son las chicas o, bien, las maduritas quienes someten, mediante la fuerza, a los varones e, incluso, a los jovencitos adolescentes que “no tienen más remedio” (sí, cómo no) que aceptar su “fatal destino”.

Este tipo de situaciones les resulta, en extremo, excitantes a las maduritas que, justo es decirlo, son bien hambrientas de comer carne fresca o, lo que es lo mismo, de devorarse a los chicos que les resultan las más exquisitas presas de su deseo de dominación sexual.

Por algo será, que las dominatrices son personajes tan comunes en la industria de los videos y del cine porno, siempre haciendo uso de la fuerza y de una supuesta violencia que ejercen con todo tipo de erotizantes herramientas o juguetes, que les sirven para ejercer el dominio, sin tener que esperar a que sus profundos deseos se vean aplazados en la industria del cine xxx.