telefono erotico

¿Por qué llamar al teléfono erótico?

Pasamos mucho tiempo escribiendo, tenemos vidas ocupadas en las cuales dependemos de la tecnología. Algunas veces los mensajes de texto y correo electrónico son el pegamento que sostiene una relación. Sin embargo, hay ocasiones en las que se desea llegar a tener intimidad con alguien que no es necesariamente nuestra pareja, o simplemente queremos hacer cosas nuevas. Es aquí donde el teléfono erótico resulta muy útil.

El sexo telefónico no es un sustituto para el placer de tener a otro ser humano, no es tampoco la sensación de la piel sobre la piel, sin embargo logra activar algo mejor, y es en esencia nuestra mente.

¿Por qué llamar al teléfono erótico?

Si lo que se quiere es poder conocer o explorar nuevas emociones, el teléfono erótico o sexual siempre nos ofrece múltiples posibilidades, dentro de las razones por las cuales debes llamar a una línea de este tipo, encontramos:

  • llamar a telefono eroticoGanamos confianza sexual: Una de las mayores preocupaciones durante las relaciones sexuales es “voy a parecer estúpido ¿Voy a ser bueno? Estos pensamientos inhiben el disfrute del sexo y pueden causar disfunciones sexuales. Cuando el sexo es anónimo, es decir por teléfono nos ayuda a la “práctica” antes de “hacer” en el mundo real.
  • Conocer lo que te gusta: una de las razones más beneficiosas para participar en la exploración sexual es averiguar lo que te gusta. Cuando se sabe por sí mismo, es más fácil decirle a nuestra pareja o se puede utilizar en la fantasía para aumentar la excitación y el orgasmo. El conocimiento es poder sexual.
  • Pregunte o pedir por lo que queremos: el sexo anónimo por medio del teléfono erótico nos permite practicar las cosas que se dicen de diferentes maneras y negociar exactamente lo que queremos o necesitamos sin tener que preocuparnos de que los sentimientos de esa persona, que podamos quizás lastimar o que puedan pensar que estamos haciendo algo extraño.
  • Decir las palabras: debido a que no decimos palabras sexuales o llamadas sucias, a menudo, nos pueden causar mucha ansiedad, haciéndonos tropezar, tartamudear y mostrar a nuestra pareja simplemente porque nos sentimos incómodos. El sexo telefónico nos ayuda a conseguir decir estas palabras de forma cómoda las cuales  nos pueden ayudar a pedir, y obtener, exactamente el tipo de sexo que queremos.
  • No estamos solos: las plataformas telefónicas anónimas hacen que sea posible encontrar personas afines que comparten nuestros intereses por lo que podemos excitarnos de forma más sencilla.
  • Eliminamos la vergüenza: el uso del teléfono erótico permite que dejemos de lado la idea de que nuestras ideas sexuales son anormales. Pero, en realidad, la mayoría de la gente tiene fantasías bastante predecibles. La vergüenza es a menudo envuelta con la moralidad. Hablar con otras personas ayuda a ver qué tan común son nuestros pensamientos.

El teléfono erótico puede ser una visita guiada de la masturbación. Al describir sus acciones, y tener a alguien que las describa añade otro nivel  al erotismo, y puede ser informativo para ambas partes.